Al fin del mundo, empieza otro.

Porque nueva vida, nuevo amor

Nuevos ojos, nuevo sol.

Porqué nuevo camino, yendo al sur.

El norte soy yo,

escribiendo de azul el horizonte de un mundo que trae viento.

Hoy me animo, hoy me corto, en derroteros nuevos.

Viento que necesito, para mis velas,, sí!, que se abran ya, bajo un sol que no sesa en mí piel.

Porque quiero alargarme los días

De frescos y caras por conocer.

Llevo poco para abrazar mucho.

Mucho antojo con sed entremezclada.

Ya te estoy acariciando, manantiales naturales.

Para este alma

un mundo nuevo,

camino.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s