Cinematografía adolescente

Vi lo verde de sus ojos
y me asustó ver tanta pradera junta.
Dos animales salvajes
merodeaban
sus lunas negras.

Hice dos tiempos, ambos hacía abajo
y junando mis cordones
imaginaba procesiones
imaginaba ya los despojos.

¿Y qué sí tropiezo nuevamante
orbitando fuera de toda religión? .

Quizás me anime a arar esos campos.
Y domésticar esas bestias
sobre esas lunas negras
bajo esos cielos pintorescos
por las hojas de palmas curvas.

En un nuevo pantallazo y de regreso
Era un ateo adorando aquélla ermita.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s